5 oct. 2011

Dibujo de la propia mano mirando de vez en cuando el dibujo.

Este ejercicio es parecido al titulado "Dibujo de la propia mano sin mirar el dibujo" (véase el ejercicio precedente). Hemos de seguir las mismas instrucciones, con la diferencia de que en esta ocasión podemos mirar de vez en cuando el dibujo, para ajustar de vez en cuando las líneas que vamos trazando. También podemos levantar el lápiz de la superficie del papel.
He aquí unos ejemplos de resultados de este tipo de ejercicio:




No hay comentarios:

Publicar un comentario